The Twilight Heart


 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
El tamaño de los avatares de ahora en adelante es de 200 x 250
Últimos temas
» * ¨ OdIe A Bella!!! ¨ *
Lun 21 Feb - 23:58 por NydayCullen

» En la calle
Lun 21 Feb - 23:28 por NydayCullen

» Nyday Nevue
Lun 21 Feb - 22:59 por NydayCullen

» Ficha: Violett Rozen
Lun 18 Oct - 21:33 por violett rozen

» Lista de Personajes Disponibles
Dom 4 Jul - 20:25 por Bree

» holas
Dom 4 Jul - 20:23 por Bree

» de comprass (libre)
Jue 8 Abr - 14:31 por Makenna

» ATENCIÓN!!!!!!!!!!!
Jue 1 Abr - 20:58 por Bella Cullen

» ¿Qué estás Escuchando? ♪
Miér 17 Mar - 0:55 por Tanya Denali

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Mejores posteadores
Liraly Volturi
 
Alanna Evans
 
Zafrina
 
Keith Fenton
 
Makenna
 
Alice Newton
 
Renesmee Cullen
 
Felix Volturi
 
Afton
 
Jasper Hale
 
New Generation, Inter-Twilight Competition
New Generation INTER-Twilight
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Mar 28 Abr - 20:02.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Deseas que te diseñen un foro? gala.figa-corp@hotmail.com

Comparte | 
 

 Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Siegfried Ocinarg

avatar

Cantidad de envíos : 38
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"   Jue 21 Mayo - 16:50

Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas,
al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
Entonces dijo Jehová «No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años».
Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.

Génesis, 6, 1-4


Hace ya siglos aun antes de Cristo, mientras las comunidades se asentaban y las civilizaciones alcanzaban el esplendor, nacieron dos especies creciendo paralelamente al desarrollo humano que de manera paulatina se extendía en el mundo, la historia no tiene un registros de quien fue primero y mucho menos el nombre del padre de los inmortales, de hecho desde el punto de vista evolutivo es posible que un padre como tal ni siquiera exista, según los cánones del pensamiento científico la evolución se trata de ensayos aleatorios en un medio ambiente con una serie de variables no controladas y por lo tanto aleatorias, por consiguiente concluimos que el nacimiento de lycanos y vampiros se trata de una fabula o una leyenda que se cuenta entre susurros por aquellos inmortales que aun conservan un poco de aquel pensamiento.

La crónica de los padres de los Lycanos está unida y sin embrago dividida de las crónicas de los padres de los vampiros desde el mismo inicio del mundo, después de que el mismo Dios cubriera la tierra y su faz con agua, los hijos inmortales llamados ángeles bajaron a la tierra y observaron a las hijas de los hombres, pronto algunos decidieron quedarse con ellas y procrear y por ello Dios los expulso del cielo, la segunda guerra celestial dicen, sin embargo, entre aquellos que dejaron el cielo había quienes no se unieron a los mortales si no que se unieron entre ellos, ángeles caídos que se unieron a los expulsados a la primera guerra celestial, demonios que se cambiaron los nombres para engañar a los humanos.

En tiempos del imperio Asirio los hombres veneraban a Astarot y Baal, hijos inmortales que se habían negado a adquirir un cuerpo, se hacían llamar dioses y Vivian en el aire contenidos por nada, ni por nadie, ellos se unieron y de su unión nació un hijo, humano con cuerpo inmortal, fuerte, poderoso pero al final de todo humano atado a sus deseos y pasiones, ambos padres consideraron al engendro una aberración indigna y lo abandonaron a su suerte esperando que nunca supiera su procedencia.
Con el tiempo el niño camino entre humanos y aprendió de ellos la compasión y el amor a la vida, años incontables pasaron, viviendo de pueblo en pueblo, de tierra en tierra, de continente a continente, hasta que encontró un alma a fin a él y su llamada humanidad, de esa unión nacieron dos hijos, uno del color de la tierra, rojo, caliente y perfecto, el otro blanco, frio y de ojos del cielo, perfecto como su hermano.

Los años pasaron y los hijos crecieron con la esencia de la inmortalidad contenida en sus entrañas, pronto abandonaron el hogar y se separaron por los extremos de la tierra sin volver nunca la espalda para mirarse, con todo, ambos hermanos se amaban entrañablemente, la separación fue dolorosa, pero ambos habían llegado a la conclusión de que a si debía ser, El primogénito venero al sol y fascinado por su capacidad de brillar por si mismo, y su luz, camino siguiendo el andar del astro y vivió en tierras altas, en montañas que permitieran verlo siempre. La segunda sin embargo camino por la tierra buscando algo que la despertara pues el dolor era insoportable, camino hasta el final de la tierra y encontró en el mar su pasión, el agua incesante e inagotable con su sabor salado y su calidez, entonces miro el reflejo de la luna sobre el agua y su blancura le recordó el rostro pálido de su hermano… y por ello venero a la luna.

Su nombre era Bahir, inmortal y de ojos negros, inteligente y brillante, vivió en la costa en pueblo de pescadores, viviendo como mortal y ayudando a los que Vivian con ella, maternal y sabia pero a veces triste y melancólica. Al igual que la marea cada que la Luna brillaba entera en el firmamento con más fuerza, ella parecía desprender un brillo desde su interior difícil de ocultar. Vivió en paz por muchos años hasta que vio como el pequeño pueblo se volvía una urbe enorme, entonces, cuando vio que la ciudad le robaba la luz a las estrellas y la luna decidió ir de regreso a casa, camino sola buscando su hogar pero no encontró nada al llegar, ni rastros ni nada y entonces la soledad la golpeo con fuerza, quedo tendida sobre la tierra reflejando el cielo en sus ojos y comenzó a llorar desconsolada.

-No llores, hija de Astarot.- susurro una voz de pronto

La mujer se puso de pie dejando de llorar al instante y miro de donde venia la voz, había cerca del lindero del bosque una figura mirándola con ojos de un azul aun más intenso que el mar.

-Quien eres.- susurro la mujer con precaución avanzando un paso hacia el hombre

-La pregunta es que soy.- susurro el hombre y el también se acerco a la mujer.

-Que eres.-

-Un animal.- respondió la voz dando un paso más hasta que la luz de la luna lo alcanzo.

-He hecho un trato con el espíritu de la luna para poder estar contigo

Bahir di un paso atrás y se sintió temerosa por vez primera

-Un animal que pidió dejar descendencia y una mujer que pide no estar sola…

-No soy una mujer, soy un inmortal! .- rugió la mujer con ira- El lobo se acerco mas, era un hombre de piel blanca y lustrosa, su cabello era negro como el cielo sin luz, alto y fornido, una fina vellosidad negra también cubría sus brazos y una barba rala cubría su quijada, Bahir retrocedió aun mas por la impresión de la hermosura del hombre .

-No te acerques!.- grito con autoridad la mujer sin apartar la mirada de esos ojos azules y algo dentro de ella se constriño.

-Arderé hasta convertirme en cenizas en el infierno, pero valdría la pena si es así se consigue lo que se quiere.-

Bahir no se movió, el hombre la tomo en brazos y ella tembló a su tacto pues era frio, ella encontró un parecido en la frialdad y la palidez a la de su hermano y cerrando los ojos con ese pensamiento en la mente dejo que el lobo transmutado tomara posesión de su cuerpo.

A la mañana siguiente, Bahir tendida sobre la hierba bañada de roció despertó, no había nadie a su lado, pisadas de hombre se alejaban de ella y a su paso las patas de un animal las sustituían adentrándose al bosque, un lobo de ojos azules la miraba desde el lindero, erguido sobre sus patas delanteras mirándola con los mismos ojos que la noche anterior la habían descubierto.
Bahir sonrió y entonces el lobo entro al claro, Bahir le acaricio la cabeza con un dedo

-Supongo, que a si debió ser.- y poniéndose de pie camino de nuevo a la costa con el hijo del lobo creciendo dentro de ella, el animal guio su camino sin apartarse de ella un solo día.

Y a si, al paso del tiempo de la gestación, Bahir concibió a su hijo, poniéndole por nombre Aldebarán, como la estrella brillante junto a la Luna.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"   Vie 22 Mayo - 18:10

Wow!!! :O Shocked Wink Shocked Shocked Shocked *_*


Wow!! chiko tienes talento no esque yo sea la gran escritora pero si algo debes saber esque si realmente tu escribiste aquellas palabras que inspiran desde lo mas profundo he impactan como vas tejiendo la historia como un hilo invisible dejando perplejos a los lectores; tu TIENES MIS RESPETOS!

Oh!!! de verdad muy buena debo decir una de las mejores que han estado en este apartado Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater



Cantidad de envíos : 341
Fecha de inscripción : 28/01/2009

MensajeTema: Re: Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"   Vie 22 Mayo - 21:16

Nada mal, creo que me ayudará a entender muchas cosas....


Off: Muy bueno, Morbo y pienso que mentiste al decirme que no escribes bien, tal vez si haya algunos errores de acentuación y puntuación que hicieron que me confundiera varias veces, pero la historia es muy buena, enseguida leo la 2da parte.
Por cierto, sorry por no responder ayer, pero anduve muy ocupada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"   

Volver arriba Ir abajo
 
Apologo de los Hijos de la Luna :- Capitulo I "Madre"
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
The Twilight Heart :: Zona Fan :: Fan Fics-
Cambiar a: